sábado, junio 09, 2007

Ramblas



La noche vuelve a las Ramblas, siempre vuelve, y allí estoy yo para esperarla.

Corro, corro y corro, nadie me sigue y estoy solo. Vuelvo y me pierdo. Cuando ella me encuentra, me arrastra a la meta.

¿De que huyes sino de ti mismo? ¿De que escapas sino de tus fantasmas? ¿Hacia donde corres si no hacia tu muerte?

Dejo su cama y cuando salgo a la calle los guiris patrullan y las estatuas gesticulan. El sol reina en las Ramblas, vuelve para reducir a las sombras a los rincones de siempre.

Vuelvo a casa con la mirada muerta, allá donde miro solo veo muerte, la llevo dentro de mi.

El vacio no se llena.
La nada no se deja abrazar.
Los sucedáneos no sirven.
La juventud reclama sus deudas,
ya no puedo pagarlas.

1 Comments:

Blogger klept0 dijo...

Hay que exorcisar esos fantasmas, antes de que te acostumbres a su compañía.

Ô_Ô

14/7/07 09:40  

Publicar un comentario

<< Home