sábado, noviembre 04, 2006

Vida

Naces.
Creces, te rompen los cojones en la escuela.
Creces, te llenas de ideales, apuestas, pierdes, los ideales te fallan, los amigos te fallan.
Creces, te rompen los cojones las mujeres, te rompen los cojones en el trabajo.
Creces, acabas siendo como nunca ibas a ser, la vida ya te ha roto los cojones.
El resto ya no vale una mierda.

La vida es una mala película en la que no puedes hacer zapping.

2 Comments:

Blogger klept0 dijo...

Vale el problema está que si desde el primer día te dicen, "hijo si consigues al menos la mitad de lo que tiene Hommer Simpson, estaré orgulloso".

Porque a ver quién es el guapo que compra un chalet, que tiene un chollo de trabajo estable donde no da ni golpe. Y tiene una mujer que le aguanta todo y se siente feliz.

Sólo nos queda emborracharnos, un tequililla, con mucho limón y sal que me cuartee los labios, ¡salud!

7/11/06 18:30  
Blogger MoLoKo dijo...

Homer Simpson como objetivo vital, interesante ... Creo que si habrá que emborracharse

10/11/06 14:50  

Publicar un comentario

<< Home